Posted by: Pablo Noguera | January 27, 2012

WHO RUN THE WORLD? (ENTERTAINMENT)

En el presente artículo –estructurado en seis epígrafes con títulos esquemáticos y conectados entre si– describo y analizo el entertainment y su importancia en la construcción de nuestra sociedad contemporánea y su cultura. El videoclip, como defiendo, se postula como la obra cumbre de este sistema. Empezamos:

1. CULTURA = ENTRETENIMIENTO

En la cultura contemporánea –la de nuestros días–, se produce una ruptura de las diferencias entre la considerada alta cultura – del canon– y la cultura popular. La dicotomía entre ambas desdibuja sus límites para articularse con un propósito bien claro: entretener. La espectacularidad del Show Business inunda los canales multimedia, ocupa amplios espacios en los medios de comunicación, e incluso salas de exhibición. En estos lugares, ciudadanos de países globalizados consumen este entretenimiento pop con el que se identifican, sienten y escapan de su cotidianidad.

2. ENTRETENIMIENTO = YOUTUBE

Internet, con sus webs, blogs, redes sociales y canales como YouTube, es el soporte principal a la que se han trasladado todos estos eventos de entretenimiento. Incluso en muchos casos, estos medios sirven de fuente para la creación de sus propios productos.

Para medir la importancia y utilidad de Youtube –la plataforma de ocio y entretenimiento más visitada– basta con acudir a sus estadísticas: el grupo demográfico de usuarios de la página tiene unas edades comprendidas entre los 18 y los 54 años, y el 70% procede de fuera de EE.UU.; estos reproducen más de 3.000 millones de vídeos al día. Cada minuto se suben 48 horas de material –lo que significa que diariamente se carga en YouTube el equivalente a ochos años de contenido–; y en un mes se desarrolla más información de la que producirían las tres principales cadenas de EE.UU. durante 60 años.

Muchos medios impresos, radiofónicos y televisivos ya han dado el salto a la red y YouTube: o bien convencidos de que es la única vía de sobrevivir en este negocio, aunque sin saber muy bien cómo sacarle rentabilidad; o –en otros casos más consolidados y establecidos–, para incrementar su proyección e impacto en un mundo global. En este último grupo aparecen los canales de la CBS, ABC, NBC, y los espacios de The Ellen DeGeneres Show, Jimmy Kimmel Live, Chelsea Lately, o Ryan Seacrest, por nombrar solo unos pocos. Sí, todos ellos estadounidenses, por que si hablamos de cultura del entretenimiento, es éste el país al que hay que referirse por su predominio total frente al resto.

3. YOUTUBE = VIDEOCLIPS

Entre los millones de videos subidos a YouTube, hay un grupo distinguido de piezas que cuenta con una audiencia millonaria: los videoclips; de los cinco archivos más vistos de la web a nivel mundial, la totalidad de los mismos son de carácter musical. Éste es el ranking: 1. Justin Bieber –artista que, curiosamente, saltó a la popularidad desde esta plataforma, colgando sus videos caseros en los que versionaba a sus ídolos– , Baby, con 695.788.101 de visualizaciones; 2. Jennifer Lopez, On The Floor, con 479.785.773; 3. Lady Gaga, Bad Romance, con 443.463.222; 4. Shakira, Waka Waka, con 441.808.912; 5. Eminem y Rihanna, Love The Way You Lie, con 426.698.947. Atendiendo de nuevo a las cifras, los videoclips se posicionan como la opción de entretenimiento más valorada en YouTube.

Hay que mencionar también como los personajes más seguidos en Facebook y Twitter son igualmente cantantes, y por delante de cualquier otra categoría profesional o de celebridad; el ranking: 1. Lady Gaga, 2. Justin Bieber, 3. Shakira… y, curiosa (o no tan curiosamente), coincidiendo con los que más interés despiertan en YouTube, ¡todos ellos con videoclips como propuesta de entretenimiento!–.

4. VIDEOCLIPS = CULTURA DEL ENTRETENIMIENTO

En estas piezas musicales, de gran aceptación y audiencia, se crean unos imaginarios artísticos globales a cargo de destacados músicos y bailarines –llamémoslos de forma más ajustada entertainers–, realizadores, fotógrafos, diseñadores de moda… que unen todo su ingenio y creatividad en la consecución de obras de reducido metraje pero gran impacto audiovisual.

De esta manera, aunque en sus inicios se idearon para la promoción de productos musicales dentro del mercado de las industrias culturales, los (buenos) videoclips van más allá, suponiendo una obra artística pop en si misma y en constante diálogo con producciones de otras disciplinas como el cine, la danza, fotografía, moda…

Para entender la comunión de artes en este tipo de obras, los ejemplos son múltiples, partiendo del Thriller de Michael Jackson; The Wall, de Pink Floyd; pasando por Vogue, de Madonna; y alcanzando las propuestas más recientes de artistas como Beyoncé (con Single Ladies, realizado por Jake Nava), M.I.A (con Born Free, dirigido por Romain Gavras), Lady Gaga (con Alejandro, dirigido por el fotógrafo Steven Klein), o Kanye West (con Runaway, que desarrollamos a continuación), por ejemplo.

5. Runaway. Interludio explicativo.
Nos centramos ahora en Runaway, la última pieza de Kanye West. Es un cortometraje musical de media hora en el que se narra una historia de amor entre un hombre –el propio artista– y un pájaro –encarnado por la top model Selita Ebanks– que revisa el mito del ave fénix. Con realización a cargo de Hype Williams y dirección artística de la autora de performances Vanessa Beecroft, se abordan –de forma superficial– los conflictos personales que nacen fruto de nuestra sociedad de la información y los medios de comunicación. Y digo “de forma superficial” por que el tema queda reducido a casi-anecdótico si lo comparamos con el gran espectáculo audiovisual al que asistimos.

El imponente imaginario visual está construido como un collage de alusiones a pintores como Matisse y Picasso –en el tratamiento del color–, cineastas como Stanley Kubrick –y sus encuadres en películas como Barry Lyndon– o Vanessa Beecroft y las propias editoriales de moda –los diseños son del camboyano Philip Lim–. En lo musical escuchamos la Lacrimosa, del Réquiem de Mozart, samples de canciones originales de Manu Dibango, Gil Scott Heron…o Backyard Heavies y Rick James, quienes aparecen en la pieza que da nombre al proyecto, Runaway, con coreografía de ballet a cargo de Yemi Akinyemi, director de la compañía de danza JAD Dance de Praga.

Del choque (o entendimiento) de la cultura pop y la alta cultura, nace este ambicioso proyecto dirigido a todo el mundo; ese “todo el mundo” que accede a YouTube, e independientemente de la preparación y conocimientos que tenga, ya que permite múltiples capas de interpretación.

6. CONCLUSIONES; WHO RUN THE WORLD? (CULTURA DEL ENTRETENIMIENTO)
La soberanía del entretenimiento no sólo queda relegada a la esfera cultural y del ocio. Como advirtió Barack Obama, presidente de los EE.UU., en el programa The Oprah Winfrey Show del 2 de mayo de 2011: “La línea entre el entretenimiento y la política ha desaparecido”. Y claro, lo decía sentado delante de Oprah, la reina del entretenimiento televisivo del país; tiene sentido. Recordemos también la ceremonia Neighborhood Ball –celebrada en apoyo a la investidura del presidente– por la que desfilaron entertainers (por supuesto) como Stevie Wonder, Mariah Carey, Will.I.Am y la nueva voz de los States: Beyoncé. Ella fue la encargada de cantar magistralmente un simbólico At Last, mientras el matrimonio Obama bailaba celebrando la recién investidura. Ese momento histórico –con formato videoclip: suma de imagen, música, baile, ideología…–, lo disfrutamos a continuación desde YouTube:


Pero la predominancia del show business en todos los ámbitos de la sociedad contemporánea, lejos de causar distracción y adormilamiento, si se sabe seleccionar y entender bien, esconde un mensaje subyacente más bien contrario a la complacencia y superficialidad de las masas. A través de sus protagonistas –role models– y sus propuestas, se defienden valores y cualidades tan importantes como la igualdad, libertad, el trabajo, esfuerzo, determinación, autorrealización, superación, solidaridad… muy útiles e inspiradores para las nuevas generaciones.

De este modo, el universo de entretenimiento y estilo de vida pop –que en su día esbozó Andy Warhol– se erige como la nueva religión de la sociedad contemporánea. ¿Y el videoclip como su texto sagrado? Nos aventuramos a decir que sí.

Who run the world? (Entertainment).

Pablo Noguera Vicente.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: