Posted by: Pablo Noguera | October 29, 2011

Florence + the Machine. Ceremonials. La crítica.

La banda británica de indie POP regresa con su segundo trabajo, producido por Paul Epworth (Adele, Cee Lo Green). Se trata de un conjunto de 12 temas en los que vuelven a experimentan con otros estilos como la música clásica, el rock y el soul.

Te los descubrimos…

Only If for a Night
La melodía de un piano desafinado se acerca desde la distancia, tocando distintas escalas y acordes. Sobre estas, la enfática voz de Florence Welch suena junto a percusiones que retumban apresuradas, efectos electrónicos y, finalmente, una orquesta que comulga con coros del imaginario new age.

Shake It Out
De lo básico a lo complejo para acabar en silencio. Así se compone este primer single, un tema que se sofistica en arreglos hasta llegar al estribillo, una especie de canto espiritual que pide enérgico la redención a través del baile.

What the Water Gave Me
Y lo espiritual no se quedó en la canción anterior. Esta nos invita a unirnos a un canto unísono y etéreo contenido entre microsonidos de un arpa. Desde la livianidad evoluciona al rock más consistente, manteniendo constantes los arreglos étnicos.

Never Let Me Go
Composición de voces interiores que apoyan la melodía central de la canción. Se pide al amado Never let me go

Breaking Down
El piano desafinado de Only If for a Night reaparece. Ahora suena en primer plano y superando la voz de la vocalista, que se proyecta desdoblada como si llegara a distintas velocidades desde lugares enigmáticos.

Lover to Lover
Palmas, percusión sólida, teclado rítmico, bajo potente y, para los momentos de menor intensidad, un hammond. Con estos instrumentos se articula esta pieza llena de soul.

No Light, No Light
Suena grandilocuente, con arreglos de orquesta, así como ecos y melodías que desprenden valor y coraje.

Seven Devils
Los arpegios más angustiantes y los glissandos de violín más miedosos conforman la base de este tema, en el que la banda alude a sus demonios.

Heartlines
Cantos tribales sobre un batir de tambores envuelven de misticismo selvático esta canción, una de las mejores del LP. Imposible no caer rendido ante esta invocación misteriosa…

Spectrum
La música electrónica y acústica se hermanan en busca de la iluminación.

All This and Heaven Too
Y siguiendo con su propuesta de sonido robusto y consistente, la banda construye este tema entre lo místico y lo terrenal, formando un rico entreverado de matices.

Leave My Body
Folk naturalista y orgánico para firmar el testamento de su música: ETÉREA -casi celestial- unas veces, MATERIAL otras pero, sobre todo, SUGERENTE.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: