Posted by: Pablo Noguera | March 5, 2011

Ni Britney ni Christina… Mandy Moore logra el título de princesa

Había una vez, en un país muy lejano conocido como Estados Unidos, una hermosa niña llamada Amanda Leight Moore. La infanta, hija de una periodista y un piloto de aviación, descubrió, a muy temprana edad, su pasión por la música. Las canciones de musicales y películas Disney la acompañaban por donde quiera que fuera, soñando con poder cantarlas algún día…

Pasaron los años y Mandy, como la llamaban sus amigos, convertida en adolescente, captó la atención de varios ejecutivos de la industria musical. Y no es de extrañar, pues la joven poseía una voz tan bonita como la de las princesas de dibujos animados con las que descubrió su talentosa voz.

Todo sucedió en pleno auge del movimiento conocido como Teen POP, a finales de los noventa. Por ello, sus descubridores no dudaron en presentarla como una nueva chica POP. Así, Mandy Moore se sumó al grupo de jóvenes cantantes liderado por Britney Spears, seguida de Christina Aguilera y Jessica Simpson, quienes copaban las listas de éxitos con sus melodías bubblegum.

Candy es la canción con la que se dio a conocer en agosto de 1999. A este éxito relativo le seguieron otros sencillos, discos, películas que poco a poco la alejaron del movimiento en el que fue enmarcada, y en el que nunca encajó, siempre subestimada y comparada.

Tras varios cambios de dirección artística a lo largo de una década dedicada a la música, Mandy se encontraba triste y perdida. Sus discos más recientes, con un sonido folk independiente, no acababan de agradar, y los ejecutivos de las discográficas habían dejado de apostar por ella…

Pero un buen día, un señor llamado Alan Menken, compositor de bandas sonoras de películas Disney como La Sirenita, La Bella y la Bestia o Aladdin, llamó a su puerta: ¡Quería colaborar con Mandy en Tangled, la nueva película de la factoría de animación! Ella no se lo podía creer, ¡se le estaba brindando la oportunidad de prestar su voz e inspirar las ilustraciones de Rapunzel, la nueva princesa Disney! Sin pensárselo dos veces, se puso a trabajar colaborando con Menken mano a mano, tal y como había soñado desde pequeña…

En Noviembre de 2010, por fin se estrenó la película, que logró un rotundo éxito de taquilla y crítica. Fue esta última quien elogió el largo de animación por rescatar la mágia de los clásicos más memorables de la compañía.

De esta manera, la jóven hizo realidad su sueño. Un sueño que culminó en la pasada ceremonia de los premios de la Academia, cuando interpretó con Menken y Zachary Levi la canción I See The Light, nominada a mejor canción original.


Responses

  1. ¿Se podría decir que es nuestra Gisela?😛
    La puesta de escena de los Oscar en 100% OT, más cursi imposible. Vamos, que me encanta jejeje

  2. no habia oido nunca hablar de ella, supongo que por ese poco éxito que tuvo al principio, aunque canta bien.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: